domingo, 24 de febrero de 2013

La Persona, un ser dialógico y de encuentro





Por Elisa Rodríguez García de Prado (Keep Coaching)

Hoy quiero recordar y compartir uno de los principios del modelo con el que trabajo y abordo mis procesos de coaching: la persona (cliente) como un:

“ser de encuentro, con todo el potencial para alcanzar su plenitud y libre buscador de sentido”

Considerar que la persona tiene ese potencial conlleva a situar la confianza en “primera línea” y como un pilar básico en la relación de coaching. Y aquí, es donde hoy quiero detenerme…. ¡Confianza, sí!  Y de una manera muy sencilla y en relación a “tu mejor yo”

Confianza, como digo, en ese potencial ilimitado del cliente, en lo que puede llegar a ser o  hacer no sólo por lo que ya ha hecho… y en la capacidad para comprender y afrontar su realidad.  En definitiva, una confianza hacia la persona como ser con todos los recursos para asumir la responsabilidad (capacidad y elección de respuesta) en su propia vida, que deja espacio, sí…,  para la libertad, para la equivocación, para aprender y que también, refuerza la autoconfianza, la creatividad y esa capacidad de decisión de la persona.

Ayudar a rendir al máximo de sus posibilidades, a superar barreras y limitaciones para alcanzar lo mejor de sí, cuidando el potencial interno y lo que tiene la persona, ese potencial ilimitado, “tesoros personales” y conectar con “tu mejor yo” es algo fundamental en el desarrollo de la persona y acompañamiento a construir ese proyecto que da sentido y que unifica a la persona.

Ese vivir desde la mejor versión de ti mismo y conectar con ella abre una puerta a cambiar la realidad, la mirada hacia la realidad desde la puesta en valor del presente y el futuro y reforzando la identidad y valores para hacer realidad esos objetivos, sueños, proyecto vital…

Te invito a una conexión con tus valores, los más profundos e importantes para ti (no aquellos que nos son impuestos) y que seguro, generan una gran fuente de energía, motivación y confianza en ti mismo. ¿Cómo?… Te propongo una mirada al interior con atención a:

Lo que te dice tu instinto… ¿qué es?
Lo que te hace sentirte inspirado… ¿cómo es?
Lo que sabes hacer bien… ¿cuándo lo aplicas?
La curiosidad, lo positivo, la generosidad… ¿cómo lo ven los demás?

Y tú… ¿Cómo te sientes cuando esa autoconfianza está en lo más alto? ¿Qué necesitas para que aún esté más alta?

“Tú decides. Tú eliges”

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=iTrVuWHIdi4

Insignia identificativa de Facebook