sábado, 2 de junio de 2012

Descubriendo nuestro potencial

por Marcelo Vázquez Avila

Si quieres aprender cómo descubrir tu potencial interior y ponerlo en acción 
de cara al futuro que deseas para tu vida, te propongo 4 preguntas que te 
ayudarán a explotar lo mejor de ti mismo.

En el camino hacia la vida que deseas, con seguridad te encontrarás con todo tipo de obstáculos que amenazarán con frenarte. Estos problemas pueden ser de tipo externo, como por ejemplo la situación política del país en el que te encuentras; pero son los problemas internos, los que están en tu mente, en tu ser, los que presentarán una mayor amenaza a tus planes. En muchos casos la desmotivación y la falta de fuerzas para cumplir los propósitos que te has fijado se deben a que los mismos no están siendo genuinos. Cuando hablo de propósitos genuinos, me refiero a que coincidan con el deseo de tu corazón; que sean sinceros a lo que te dicta tu alma.

Es por ello que antes de fijarte propósitos, debes embarcarte en una travesía de autoconocimiento, un viaje que te demuestre la importancia de conocer tu auténtico YO interior. Esto te permitirá abrir los ojos a una nueva realidad y descubrir cuáles son verdaderamente tus dones y tus virtudes, para que, poniéndolos en acción, se abran las puertas a nuevas oportunidades.

¿Estás tomándote un tiempo para “conversar” contigo mismo?

Esta conversación interna te permitirá conectarte contigo mismo y las formas de hacerlo pueden ser muy distintas. Ya sea escuchando un poco de música suave, meditando o practicando un poco de escritura libre. Una vez que empieces a conocerte mejor, podrás observar y reflexionar sobre la forma en que reaccionas a las situaciones que surgen en el camino y, de esa forma, podrás ir corrigiendo aquellos hábitos que no te están ayudando al momento de tomar decisiones. Te aconsejo que reserves un  tiempo todas las semanas para iniciar esta charla contigo.

¿Observas y estudias la situación en la que te encuentras antes de actuar?

Cuando te enfrentas con un problema y debes tomar una decisión, es muy importante que observes tus estados emocionales y mentales para que, de esa forma, puedas tomar la decisión que te permita sortear ese problema de la forma más ventajosa.

Al detectar cuáles son las interpretaciones que le dan forma a tu mundo podrás lograr mejores resultados a la hora de tomar decisiones. Estar atento a tus conversaciones internas te permitirá detectar cuales son los pensamientos que te roban la motivación y cuales son los que te empujan a seguir adelante.

¿Sabes cuáles son tus pasiones y cuáles son tus dotes que te separan de los demás?

Es probable que ya sepas cuáles son tus actividades favoritas. Son las que disfrutas sobre todas las cosas y por las cuales estarías dispuesto a sacrificar tu tiempo para realizarlas. Es aquello que no solo disfrutas haciendo, si no que además te encuentras motivado para hacerlo cada vez mejor.

Pregúntate a ti mismo:

¿Qué es eso que más te gusta y en lo que crees que eres un experto?
¿Qué cosas sabes y conoces que te hacen sentir seguro de poder enseñárselo a otros?
¿Cuáles consideras son las mejores virtudes que tienes y puedes poner al servicio de los otros?
¿Has pensado en como explotar tu potencial?

En este punto es recomendable que te tomes un tiempo para meditarlo. Toma papel y lápiz y has una lista de todas aquellas cosas que disfrutas hacer y en las que destacas.

En esta lista puedes incluir cosas tanto de tu vida profesional como de tu vida particular. Pregúntate a ti mismo como podrías ofrecerlo al mundo y ponerlo al servicio de otros. Con seguridad te digo, en tu caminar te encontrarás con obstáculos.

Una vez que decidas realizar aquello que amas con pasión,
verás que se hace mucho más fácil sortear esos obstácul.os.

martes, 29 de mayo de 2012

El futuro de las Organizaciones


por Marcelo Vázquez Avila

Resiliencia organizacional

En un mundo lleno de cambios, ¿por qué algunas organizaciones fracasan o desaparecen y otras llegan a recuperarse con, incluso mejores resultados que antes?

Todos los días somos testigos de la complejidad de las relaciones laborales, es evidente que las organizaciones y el mundo empresarial están siendo influidas, quizás más que en ninguna otra época, por las tendencias y transformaciones económicas, políticas y sociales propias del desarrollo de las tecnologías de la información y la globalización haciendo que el éxito empresarial sea cada día más frágil.

Se podría pensar que ya ningún país en el planeta está exento a las variaciones que pueden afectar su buena administración y su futuro en general, así encontramos innumerables ejemplos a nivel mundial de cómo el cambio del entorno ha afectado de diferentes maneras en las empresas; muchas se han creado, otras han crecido y otro buen grupo de ellas han desaparecido.

La creciente incertidumbre que está enfrentando las organizaciones ha atraído la atención de directores, gerentes y emprendedores de empresas motivados por soluciones efectivas para enfrentar las crecientes variaciones que afectan sus entornos y con el fin de lograr la perdurabilidad de sus organizaciones. Cualquiera que sea el resultado de una turbulencia, queremos saber qué se hizo para salir adelante.

No sólo la incertidumbre del entorno está alertando a los líderes de las empresas, también aquella incertidumbre interna generada por los cambios realizados dentro de la organización que de igual forma puede ser un factor negativo en el correcto funcionamiento empresarial. Si bien se dice que esta incertidumbre interna va decreciendo en cuanto la organización adquiere experiencia, se puede asegurar que ninguna organización está exenta del cambio e inconvenientes de tipo administrativo, gerencial o turbulencias en general .

Ante esta realidad, surge el tema de la perdurabilidad empresarial, el cual conlleva a pensar en la gran responsabilidad de todos aquellos directivos de empresas que tienen en sus manos la estabilidad y el sustento de sus empleados, la confianza de los accionistas y una responsabilidad con el desarrollo económico y social de su comunidad.

Es claro que el contexto empresarial y social que se está viviendo en esta época es incierto complejo y muy dinámico, lo que significa que la fórmula para el éxito de hoy puede ser totalmente ineficiente el día de mañana. Prosperar o incluso sobrevivir en este contexto requiere de un replanteamiento del significado y la aplicación de todos los supuestos que se enseñan a la hora  de liderar y gestionar los negocios.

El concepto de la resiliencia organizacional es un tema que ha ganado popularidad en el mundo empresarial en los últimos años, pues prácticamente todos los dueños y directores de empresas quieren saber qué tienen aquellas personas y organizaciones sumergidas en dificultades y cambios bruscos, que aun así tienen excelentes resultados y desarrollo en su diario vivir.

El enfoque de la resiliencia organizacional parte de la premisa que las organizaciones en el mundo son parte activa de entorno cada vez más cambiante, regido por inestabilidad política, económica, social y medioambiental. 

Más que centrarse en las causas que generan esta situación, la resiliencia organizacional se preocupa de observar aquellas condiciones que posibilitan el adaptarse y desarrollarse de una manera más eficaz y eficiente.

Insignia identificativa de Facebook