viernes, 19 de agosto de 2016

Fueron a Río, no vieron el mar y están en el cielo

por Marcelo Vázquez Avila



Veni, vidi, vici

La frase, atribuida a Julio César —según Suetonio, la escribió tras la batalla de Zela, en la que derrotó al rey del Ponto— y que se traduce por "Vine, vi y vencí"se utiliza habitualmente para significar la contundencia con la que se ha hecho algo con éxito.

Rio de Janeiro, 2016

Los JJOO están llegando a su fin pero nos sigue regalando historias de vida. Los muchachos argentinos del hockey hierba con Retegui a la cabeza hicieron un repaso a las virtudes humanas que nos hacen posible construir la felicidad que buscamos en esta vida. Fueron un ejemplo para muchas otras disciplinas deportivas –como el fútbol- y también nuestro trabajo diario y la familia.

“Trabajo, trabajo y más trabajo”

“Vine a Rio y no sé si tiene mar”. Así vivieron estos días en Rio de Janeiro. Toda una declaración de intenciones lo dicho por el Chapa. Y así llegaron a materializar su objetivo, el éxito, el premio final. Por eso la emoción, las lágrimas, la satisfacción y el festejo. “Estamos en el cielo… Estoy feliz por todo esto, es un premio para estos jugadores que son inquebrantables, son fantásticos”. Expresó el entrenador de los nuevos campeones olímpicos.

Además, el Chapa describió la esencia del equipo y destacó en diálogo con la prensa: "Hay alegría, comunión, solidaridad, estuvieron magníficos. Hicieron un partido inteligente, habíamos perdidos dos jugadores importantísimos y los chicos que entraron jugaron de igual a igual. Corrieron cada pelota y la pelearon hasta el final. Nos multiplicamos en defensa y aprovechamos cada ataque”. 

No se conformó con ver a los Leones festejando ante Alemania confiando ciegamente en que irían por el oro, concentrados en el objetivo y más unidos que nunca. Para Retegui la clave fue la seguridad en sí mismos y la confianza:

Una  ilusión y un propósito

“Lo creímos, lo soñamos, nos ilusionamos y lo concretamos. Confiamos en que podíamos hacerlo, es un sentimiento inexplicable. La verdad que estar con la bandera argentina ahí arriba y que se escuche el himno es una satisfacción enorme”

Fueron a Rio, no vieron el mar y ahora están en el cielo

"Ojalá que ayude a los chicos argentinos, hay que ir a hacer deporte porque la alegría que te da es tremenda. Además es solidaridad, armonía, trabajo en equipo. Comparto esto con toda la argentina, es un orgullo enorme", concluyó con lo poco de voz que le quedó. Nos queda ese objetivo que nos atrapa: “Las finales hay que ganarlas".

Insignia identificativa de Facebook